4

“No me peguen, soy chamuyo”…

Hete aquí, la hermosa fábula sobre una niña plantiforme, con gran apetito de público.

Un día, luego de tanto recorrer toooodas las castineras y ser recibida para el orto y con escasas respuestas, decidió tomar una decisión que cambiaría su vida para siempre. Esta vez, no le importó nada y se fue a comprar papas fritas al “bufette” de un corralón en las afueras del barrio de La Tablada.  Había caripelas de todos los tamaños y colores, algunas con deliciosos aromas y otras con extrañísimas vestiduras.  Se asustó tanto que corrió y corrió por un túnel fangoso con olor putrefacto y fue así como,  sin preveer las consecuencias, terminó en una “cantina” de Longchamps tomando un wiscacho doble.  Pero lejos de emborracharse hasta ver circulitos de colores, despertó de aquel sueño sino pesadilla deforme, gracias al sonoro e impaciente despertador.

Finalmente, escurridas todas sus esperanzas de volver a la pantalla, se le prendió la lamparita cuando de golpe y sin ton ni son, le llegó este mail:

<Aviso de casting: Se buscan mujeres con look latino de 20 a 40 años que anden en monociclo. Enviar CV con fotos vía mail, asunto “Mujeres/monociclo”.>

Plantiforme como era su naturaleza, de forma inmediata analizó:  “¿Qué coño será eso?…Un día manejé un ciclomotor, y saben lo que pasó? noooo…Bah!, ¿Qué me importa? lo mando y al carajo, uno más…total! ni me van a contestar”

Pero para su ingrata sorpresa…

<Asunto: Re: Mujeres / Monociclo
Andas en monociclo?
tenes pasaporte? por favor confirmame urgente asi te presento
saludos>

<Asunto: Re: Mujeres / Monociclo

Hola xx, sé manejar un poco (no tengo registro) pero no tengo pasaporte de todas maneras.
No sabía tampoco que era para viajar al exterior.
Saludos>

<Asunto: Re: Mujeres / Monociclo

MONOCICLO ES COMO UNA BICICLETA SIN MANUBRIO QUE ANDAN LOS PAYASOS>
(Faltó: “ESTÚPIDA IGNORANTE DE MIERDA!!” ENCIMA QUE ME CHAMUYÁS NO SABES DE QUE HABLÁS!?! TE PENSASTE QUE SOMOS IDIOTAS???!! INFELIIIZ!!! TOMÁAA, AHORA PASAS A LA LISTA NEGRA POR PELOTUDA!!!)

Un gran pensador de los tiempos modernos dijo alguna vez:  “Tu bota de gamuza se encajó en la bosta de un toro campeón” .

MORALEJA: “Pulir, limpiar, pulir, pensar, pensar, pensar, para no mandarse una jelineckeada”

PUM.

 

Anuncios
4

Mi baúl

Sólo quiero reinvindicar una vieja época, que marcó profundamente mi niñez y mi adolescencia.

Elegí ésta canción porque de alguna manera, habla de toda esta locura que tengo en mi cabeza y que vuelco acá. Este es “mi tren”…Bienvenidos…

 

Bienvenidos al tren

Recoge tus cosas y largo de aquí
en nombre de Cristo no quieras seguir.
Si nadie me acepta, pues bien yo me iré,
estoy esperando que llegue mi tren.

Si tu eres mi dama jamás lo sabré.
Si yo no te río, pues bien matame,
recógete el pelo, ven a la estación
si no me acompañas, puedes decirme adiós.

Pueden venir cuantos quieran,
que serán tratados bien.
Los que estén en el camino,
bienvenidos al tren!

Si vendo mi alma, quién la comprará?
si compro tu tiempo, nunca mía serás.
Por eso es que vago, y ésa es la verdad,
si miento un poquito ya me perdonarás.

Sui Generis  - Confesiones de Invierno

2

SiNo

 

 

 

Es muy común en estos tiempos que corren, que cuando uno dice “SI”, es probable que (en general) estemos queriendo decir “NO”.

 ¿Cómo es esto? bueno, es muy sencillo.

Muchas veces, sucede que cuando estamos comprando un bife de chorizo y el carnicero (con sus sangrientas y cortajeadas manos) saca de su enorme frigorífico el cacho de carne, veamos que no está en buen estado. Sin embargo, en ese mismo instante aparece por detrás aquella vecina que tanto detestamos y a quien ni por muertos le daríamos la información que siempre está buscando.

Es en ese eterno minuto, nuestra mente comienza a correr a doscientas revoluciones por segundo e intentamos como primera instancia, cubrir parcialmente nuestro rostro con los lentes de sol aunque sepamos que afuera está más nublado que en Singapur. Claro que esta señora, sumamente entrenada para detectar intenciones, nos descubre de todas maneras. Y nos hace girar con su mano posada en nuestro hombro al grito de: “PEROOO MIRAAA QUIEEENN ESTA ACAAAAA???? COMO ESTAS QUERIIIDA?? TANNTO TIEMPOO??? TU PERROO?? TU GATOO??? TU MAMA??? TU TIA??? TU ABUELO???? VAS A COCINAR?? NO ME DIGAS!!?? POR ESO LLUEVE!!!” y así sucesivamente.

Este tipo de señoras, generalmente llevan un radar en el orto y son tan pero tan efectivas que no sé porqué no las convocan para detectar pelotudos en los aeropuertos. Sería un gran servicio para la comunidad.

Ellas viven para saber, traer y llevar la información por todo el barrio. Esto incluye todo tipo de sucesos acompañados de sus propios condimentos y cortando lo que sobra. Claro que “aquello que sobra” seguramente es lo que hace darle un rumbo totalmente distinto a la historieta que ellas quieren y “necesitan” armar.

En fin. Volviendo entonces al momento citado anteriormente, cuando la conciencia y el alma nos vuelven al cuerpo, resulta que ya estamos cruzando la calle con las bolsas en la mano y ella caminando a nuestro lado hablando sin parar.

Por lo tanto, queda demostrado que algunas veces, cuando estamos a punto de decir “NO” (léase, “NO señor carnicero, no me de ese pedazo de carne putrefacta, por favor”) , tenemos obligadamente que decir que “SI” para poder salir lo antes posible de aquel lugar y deshacerse inmediatamente de la vieja chota en cuestión.

9

Móvil en vivo y en directo II

El Perro López

El Perro López

 

El Dr. Inmundo Yanquilivich y su equipo

El Dr. Inmundo Yanquilivich y su equipo

 

 – Nos encontramos en la entrada de las instalaciones de una de las tantas fábricas de ilusiones que raudamente se fueron edificando a lo largo de esta última década.

Hoy, tenemos el gusto de ser amablemente recibidos por uno de los más prestigiosos especialistas en cráteres emocionales….Muchas gracias por recibirnos doctor, y… la primer pregunta apunta hacia el futuro de nuestra sociedad como laboratorio sensorial de las grandes potencias, ¿Qué nos puede decir al respecto?…

-Ahm…El problemo que tiene la sucieda es muy notableu cuandou el población tiene escarabullas. Ahm…quiere decir que no es impresiontibleu  aaahhmm…que les dijeran las cuartas partes del ahm…ingeniero que le hizo esta construcción…me entiendeu?

-A ver,… ud está diciendo que la problemática social de hoy en día no se refleja en absoluto en los medios de comunicación y mucho menos en las respuestas estructurales que nos proporcionan los dirigentes de turno…

-Ahm..cuandou generamous algunos rosquetisas tenemos un cuartou de un problemo que es importanteu que le ponguemos mucha importanteu,  aaaahmmm… que le damos a la ceudad y le arouhjamos una estabilidad que nou entederemous en unos añous para adelanteu que saber en el cuanto de la emulancia.

-Es decir,… que ud cree que culturalmente estamos forzadamente suprimidos y/o reprimidos a la mínima expresión de nuestros intelectos y que por cierto son ínfimas las determinaciones artísticas que a duras penas sobreviven…

-Aahmm…Por esou nosotros ahh…debemous tener unau cuanto importanteu para lous pobresitous que nou han podidou tener uno autou que es elemento importanteu para la vida que dirigeu al comercio exterior…entedeu?

-Lo que se entiende es que,  según su equipo de investigación los espacios telúricos adyacentes al establecimiento de su compañía, deberían ser abolidos para la construcción de nuevos acueductos que simbólicamente degradan elementos químicos que derrochan fantasías…esto es así?

-Sí, por supuestou.

– Muchísimas gracias por su aporte a nuestro país.

– The nadau, hasta la vistau!

– Bien, acabamos de escuchar las acertadas declaraciones del Dr. Inmundo Yanquilivich. Uno de los más célebres científicos del mundo, radicado hace diez años aquí en la Argentina. 

Sin duda sus opiniones van a dar mucho de qué hablar y es por eso que los invitamos a reflexionar sobre este tema.

Informó desde las tierras patagónicas, para el Great Lady Blog, en exclusivo. Adelante ustedes en el piso nuevamente.

22

Mis bizarras aventuras urbanas

 

La loca de las bolsas

La loca de las bolsas

Hace unos días me fui a “Avellaneda”. Para los que no entienden o no saben de que corno estoy hablando, les cuento que no es el partido de Avellaneda sino una Avenida. Cuyas veredas, están repletas de huecos gigantes en las paredes de más o menos cinco metros de ancho, por cuatro de alto y veinte de profundidad, llámese negocios, comercios, etc. Eso sí, la constante es la ropa. Barata. Muy. Porque es venta directa de fábrica.

Allí me dirigí en busca de aumentar la felicidad de mi guardarropas sin minimizar demasiado mi capital. Cosa que no logré demasiado, porque me pasó lo siguiente.

En principio tengo que decir que hacer esa recorrida es como caminar dentro de un “shopping”, (con todo lo que eso implica: ruidos, excesivo murmullo, musiquitas varias, etc) y luego de tomarse cinco litros de vodka. Porque uno se marea, se confunde. Además, son todos los negocios iguales en proporción, tienen casi el mismo nombre y las caras de orto desganado de los vendedores….también son las mismas.

Luego de recorrer unas cuantas cuadras (ya confundida y mareada), habiendo entrado a cada negocio y mirado sin parar tooooooooda la mercadería…Decidí lo que quería comprar. Fue entonces que se me ocurrió volver a uno de los que ya tenía fichado porque tenía buen precio (todavía me ubicaba en tiempo y espacio).

Allí me atendió una señora de origen chino con cara de recién despertada con un megáfono directo a sus oídos. También tenía los pelos parados y estaba muy mal vestida con “algo” que parecía una bata.

Ante mi entrada y pese a mi cordial saludo, ni se inmutó. No había sonido alguno en el ambiente, me sentí dentro de un velatorio.

Mientras buscaba entre las perchas repletas y apretujadas dada la cantidad exagerada de mercadería expuesta, una chica apareció cual fantasma, caminando despacito desde el fondo, y con mucha timidez me dijo: “hola”.  Le devolví el saludo y le mostré lo que quería comprar.  En ese momento, la señora de origen chino pegó un grito en su propio idioma dirigiéndose a la pobre chica que apenas podía sostener su dulce y tierna mirada casi húmeda.  Yo me asusté tanto que mi cuerpo reaccionó inesperadamente arrojando las perchas hacia un costado.  La chica no dijo nada, la señora se calló y se ubicó nuevamente detrás del mostrador.  Yo recogí las perchas, se las dí a la chica, saqué la plata del monedero y le extendí el brazo tembloroso con el billete entre mis dedos a la señora.  Me dió el vuelto en cuestión de segundos y cuando le dije “gracias” me clavó una mirada chispeante de tal manera que juro que sentí que le tenía que pedir disculpas por haberle comprado.

Me fui urgida de ese hueco macabro y me metí en otro. En este me atendió un joven también de origen chino pero que curiosamente tenía pintada una leve sonrisa constante. Me atendió muy amablemente y hasta con gusto. Lo que no sé, es de que carajo se reía.

A esta altura ya estaba bastante confundida, cada vez que salía de un negocio no me acordaba si venía caminando desde la derecha o la izquierda. Lo cual muchas veces me llevaba a meterme en algún comercio por segunda vez. En unos, reconcí la cara del empleado y me retiré enseguida antes de decir nada, en otros ya era demasiado tarde y disimulaba diciendo que me había olvidado de preguntar algo.

En la mayoría atienden mujeres. Ellas están paradas y apoyadas contra el mostrador y siempre con actitud de casi-casi muertas. De sus ojos salen disparados rayos X de color rojo fuego, y te los dirigen de pies a cabeza cada vez que pisás su terreno. Repiten de memoria y reproducen cual telegrama las normas de consumo como si les descontaran cinco pesos por cada palabra en demasía: “Se-vende-sólo-por-mayor-cinco-por-modelo-cambiamos-unicamente-por-falla-no-insista”. Miran hacia afuera, a sus uñas, al piso o los estantes, a todos lados menos a tu cara.

Con la actitud de esas mujeres, me sentí inhibida totalmente. Y me dí cuenta de que eso ejerce una presión en forma directa en mi intento de negociar. Todas en contra tengo, porque desde el vamos, soy pésima para eso. Compro por la vergüenza que me dá decir “no”, (léase “no me interesa”, “no me gusta”, “no me convence el precio” , etc.).  Porque además, mientras te quedás pensando dónde era que lo viste más barato o si te conviene comprar a ese precio; te clavan una mirada de impaciencia y hasta de sorpresa porque tardás tanto en decidir esa pelotudez (y aca sí te miran a los ojos).

Finalmente, ya absolutamente borracha y confundida, habiendo perdido la noción del tiempo y el espacio y sin saber distinguir si tenía frío o calor, recordé que aún me faltaba comprar ciertas cosas por las cuales me había dispuesto a llegar hasta allí.  Pero claro que para ese entonces, ya comenzaban a bajar las persianas y yo me la pasé corriendo de un negocio a otro para alcanzar la remera de allá y la pollera de acuyá.

Me sentí el Oso Yogui (era ese??) que cuando no conseguía pescar se ponía como loco agitando todo su cuerpo en contrariados y torpes movimientos.  Por lo tanto, no supe bien que compré, pero salí corriendo de esas calles con muchas bolsas colgando de mis brazos.

Con todo ese acelere que tenía encima, me fuí a un casting que fue más corto que patada de chancho y lo único que recuerdo es el “muchas gracias” del final.

Pero mi día no terminaba allí. Había quedado en encontrarme con un ex-compañero del secundario que hacía diez años que no veía.

LLegué de casualidad, perdidísima por el mismo abrumamiento que me quedó desde Avellaneda. A duras penas me ubiqué en el lugar al que tenía que llegar y cuya única referencia fue: “un bar con mesitas de madera, afuera”…Ahjá…ok…yo no veía nada de eso.  Apenas distinguí un par de boliches enfrentados por la avenida, eso era todo lo que tenía más próximo a mi vista. 

Mientras lo llamaba al celular para que me indique las coordenadas, comencé a caminar…(esa puta costumbre que tiene uno de caminar o moverse sólo porque se está hablando por teléfono). Cuestión que sin darme cuenta y mientras recibía sus instrucciones, me fui acercando a la entrada de uno de los boliches. 

Un tipo gigante que estaba ahí parado, más conocido como “patova”, me vió “entrando” (como pancha por mi casa) y se me vino enseguida al humo: “¿A dónde vas nena?”…Levanté la mirada y…claro, yo insitía en seguir entrando por un costado o por el otro, mientras que el tipo se me ponía delante y no me dejaba. Así forcejeamos un rato hasta que le grité “Yo sólo quiero salir de acá!!”.  En ese instante, un silencio repentino se apropió de la situación. Creo que casi sentí que se cortó la música desde adentro. Percibí claramente que toda esa tropa de gente “VIP” que esperaba educadamente detrás de las vallas de seguridad, me dirigieron una mirada punzante y con gesto de oler muy feo.  Por suerte mi amigo entendió entonces que yo sigo siendo la misma tarada con cero sentido de la ubicación y salió del bar a rescatarme. Uff…una luz blanca angelical lo iluminó. Demás está decir que el bar estaba del lado de enfrente…

Seguidamente, luego del típico abrazo de reconocimiento y el infaltable “Tasssss iguaaaaaaaaall!!!”, nos dispusimos a charlar como dos cholas de barrio.  Sin notarlo, pasaron cuatro horas de largo en el tiempo y tres jarras de Gin Tonic con limón por mi garganta. Por lo cual eso me llevó a cometer el segundo acontecimiento vergonzoso de la noche, ya que terminamos hablando de todo lo que se les ocurra menos de política y religión. Eso sí, por suerte lo ví reírse muchísimo….(por suerte?)….Bueh…Igual yo también me reí…(…¿?…)

El momento más estrepitoso fue cuando me levanté para irme, el techo se me hizo piso y ya después no recuerdo más nada.

Por suerte sigue siendo un caballero este muchacho. No sé de que manera, pero esta mañana desperté en mi casa, sana y salva. Eso sí, abrí las bolsas y me encontré con prendas de lo más insólitas y que desde ya ni recordaba haber comprado. Lo peor fue revisar mi billetera: sopa para el resto del mes…

2

Cinco acontecimientos misteriosos en un sólo día

Rarezas humanas

Rarezas humanas

 

 

1) Me levanté con lo que debería y esperaba sea una tremenda

resaca…pero no lo fué. Por el contrario, desperté de muy

buen humor, hasta cantando. Cuestión que ya de por sí sola es

bastante rara.

 

2) Me puse el corpiño al revés.

 

3) Cuando llegué a la puerta de calle, allí mismo en la

vereda, yacía tirado un prendedor mío…sí. Uno que según

mis recuerdos, estaba en una canastita arriba de la

mesa…NO entiendo sinceramente como llegó hasta la calle.

 

4) Sin querer, descubrí una nueva herramienta del photoshop,

la cual me fue de muchísima utilidad por el resto del día.

 

5) Camino de vuelta a mi casa, ví con mis propios ojitos al

señor que hoy llaman Tusam, en jogging, con bolsas del

supermercado entrando a su casa…a la vuelta de la mía.

 

Aún no termina mi día….tengo miedo.

17

Móvil en vivo y en directo

Móvil en vivo y en directo

El mono Matienzo

 

-Interrumpimos la programación urgidamente, para comunicarles en forma EXCLUSIVA, lo sucedido hace unos instantes. 

Dadas las molestias ocasionadas tal como fue el caso de la gran y queridísima comentarista número uno, “S-Inter”. Escuchamos su declaración:

-Ehm…bueno…mirá…lo que sucedió fue que ayer llegué a casa a las apuradas luego de hacer unas compras, tuve que salir de vuelta, en el medio me invitaron a merendar y DIJE QUE NO porque a las 8 tenía que ver el programa… y rrreeeeeresuuuullltaaa que llegué con la lengua afuera a las 8:10 y… en canal 7 HABIA FUTBOL!! Mi oso me preguntaba cual era, si el de la camiseta azul o el arquero, etc., etc., etc., …NO ES JUSTOOO!!! Cómo que no salióoo??!!?….EHH???

-Bueno señora tranquilícese un poco, tome un vasito de agua…a ver…dígame …¿Qué pensó después?….

-Y….Después pensé que capaz estaba más tarde, me ví el programa de Piazzola y Gardel… etc., en fín! TODA LA PROGRAMACIÓN!!! Y ud se piensa que yo tengo tiempo para perder acá hablando con un mono?? nooo señor….tengo bocas que alimentar querido!!! “Así no, así noooo!!!” diría la Chiqui…Asi que VAMOS A HACER UN ESCRACHE AL CANAL!!! SALIMOS DESDE PLAZA DE MAYO HOY A LAS 15 HS!!!! EEHHH!!!!! PUM! PUM! PUM!! A VER, A VER? -PUM-PUM-PUM, QUIEN DIRIGE LA BATUTA!! PUM-PUM-PUM, LOS ESTUDIANTES!? PUM-PUM-PUM, O EL GOBIERNOHIJODEPUTA-YUTA-PUTA!!!-PUM-PUM-PUM!!!

-Así escuchabamos entonces las declaraciones de esta señora que se fue directo al escrache cantando con sus bombos. Ahora vamos a la Payasa Rodríguez, que le contesta de esta manera:

-Sinceramente no creí que recordarían mi secundaria y mínima aparición en el programa. Yo sabía que no lo iban a dar al aire ayer, pero no avisé porque…la verdad es que me dió tanta bronca!!…snif….que no tenía ni ganas de ponerme a explicar que no iba a salir…y…bueh….pero sobretodo porque no creí que alguien se iba a acordar…Pobre S-Inter, te comiste toda la programación!!! perdón!…perdóoonn!!!!! …buaaaaa….-a-a-a-aaaaaaa…snif!!……

-Dígame señora Payasa ¿Cuándo reanudarán la programación?…

-Todavía no tengo noticias de cuándo saldrá pero, si me permite…aprovecho el espacio para contarles de que se trata porque vale la pena verlo de todas maneras….El programa se llama “La vida es arte”, es conducido por un grande de los grandes, Lalo Mir y se emite por Canal 7 Argentina, los miércoles a las 20hs….Excepto, claro….el día que salgo yo….snif….No puedo seguir…discúlpeme….

-Los dejamos entonces, para que saquen sus propias conclusiones respecto de lo sucedido.

Informó, desde el Fucking Frustrated Actor´s Studio, para el Grat Lady Blog….Adelante ustedes en el piso.

Hasta la próxima.