Mi novela laboral – Capítulo I – “Evidencias”


Habiendo ya comenzado anteriormente con un detallado preámbulo llamado “www.visitemidiadelorto.com“, doy comienzo a ésta “Novela Laboral”, donde daré a conocer algunos de los tantos momentos absurdos* y porque no, muy pero muy graciosos, que suceden incansablemente en mi espacio profesional.

Nunca mejor denominados “incansables”, a estos momentos, pues son los únicos que poseen esa característica. Ya que en cuanto a mí,  hace tiempo de carezco de la misma.

*Podría llamarlos “bizarros”, pero el correcto significado de ésta palabra, no se condice con la realidad. Ahora bien, dándole el sentido con el cual se utiliza actualmente o en general, entonces con gusto la aplicaría también.

Vale la pena aclarar que a pesar de que muchas veces la paso mal en serio, me irrito y me quejo, antepongo el humor sobretodo y es desde ese punto que lo traslado hasta acá y de ésta curiosa forma, sólo para que se diviertan (?¿) conmigo.

A continuación, les dejo el segundo capítulo que diceeeeeeesssaasí:

Quizás muchos puedan dudar de mi aparente exageración a la hora de referirme a las altas (o más bien bajas) temperaturas a las que sobrevivo cada día en mi oficina. Pues bien, de una manera u otra, decidí recopilar evidencias para acompañar mis relatos sobre mis momentos laborales, de una manera más fehaciente (…?¿).

Hé aquí, en este primera entrega, que os traigo adjuntadas dos imágenes, donde podrán observar claramente la temperatura aproximada de un día cualquiera de este mismísimo Otoño y al mismo tiempo, el aire acondicionado  encendido al mango.

Claro que, en este caso, deberán confiar en que esto ha sucedido al mismo tiempo, sólo que al encontrarse mi pc y el aire acondicionado en diferentes espacios (enfrentados), no me ha quedado otra opción que retratar los hechos por separado.

temperatura

Temperatura

aire acondicionado riéndose de mi

Aire acondicionado

Deténganse especialmente en aquella paletita horizontal que se asoma desde el “agujero negro” del curioso aparatejo. Ahora imaginen como se balancea burlona de arriba hacia abajo,  enviando ese aire congelado hasta mi nuca. Yo veo claramente que se ríe, eso es una gran sonrisa! Acaso no la ven??…A mi no me jodan, esa mierda tiene vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s